El juego de supervivencia de la villana. Cap. 12 | El envidiable primer baile